ANDREA GIUNTA: Las manifestaciones en la Argentina tienen una marca de identidad. Cualquiera sea la marcha –emblemáticas como el 8 de marzo y el #niunamenos, que repudian la violencia hacia la mujer, o el 24 de marzo, que recuerda y repudia el golpe militar de 1976– constituyen un espectáculo visual, performático y sonoro, que impacta en nuestra sensibilidad. Si se las recorre al revés, desde la Plaza de Mayo hasta los sitios donde se concentran los grupos, generalmente en la avenida 9 de julio, asistimos a una obra de dos horas de duración con performances de teatro, música (sobre todo percusión, pero también vientos e incluso cuerdas), danza, objetos alusivos: las marchas se han convertido en lugares de obras creadas ex profeso, que se despliegan en orden sucesivo. Un acontecimiento cultural y político en el que las banderas identifican a los autores de cada propuesta. Coincido con lo que una vez le oí al pintor Yuyo Noé: las manifestaciones son un espectáculo estético. Formas creativas circenses que recurren al humor, la ironía y el sarcasmo para hacer más elocuentes sus mensajes que, aunque directos, admiten diversas interpretaciones.

MI COMENTARIO: No creo que sea sólo el caso argentino el que presenta marchas como ‘espectáculos visuales, performaticos y sonoros’. En tal sentido, desde las entradas triunfales de la Antigua Roma y el Renacimiento hasta los carnavales e incluso, las ejecuciones publicas, el lugar de lo estetico era importante. El problema con el texto de Andrea Giunta es su oportunismo ya que trata de inyectar un atributo como caracteristico del caso argentino y esto es una falacia. El otro grave problema de este parrafo es el concepto de ‘espectaculo visual, performatico y sonoro’. Qué entendemos por ‘espectaculo’ y qué entendemos por ‘performance’? Digo esto porque si no se aclara, mi salida por la puerta de frente de mi casa, abriendo la puerta con las llaves y vistiendome para no estar desnudo deberia ser entendido como un espectaculo visual, performatico y sonoro.

ANDREA GIUNTA: El helicóptero de cartón que el movimiento internacional Errorista (del cual el colectivo Etcétera es fundador) realizó en la marcha del 24 de marzo derivó en una única interpretación. Es cierto que el clima de movilización, reclamos y protestas de las últimas dos semanas vuelve legítimo entenderlo como evocación del precedente de De la Rúa, anticipando una renuncia del gobierno de Macri. También estaba en la arena mediática el plan de adquisición de aeronaves para equipar a la Fuerza Aérea anunciado a fines de 2016.

MI COMENTARIO: Si la interpretacion es unica dificilmente estamos hablando de arte sino de un mensaje publicitario (de propaganda invertida) en el que se busca enviar un mensaje mediante una metafora visual que, por cierto, como dice Giunta, es bastante literal. Ahora bien, si la interpretacion no es unica sino plural debe haber intencionalidad pero dicha intencionalidad tiene que superar al mero sarcasmo.

ANDREA GIUNTA: Sin embargo, nació de un hecho distinto y reciente. El 20 de marzo se televisó en vivo un acto en el que el presidente y la gobernadora Vidal apoyaban a la fábrica de helicópteros Cicaré, en la localidad de Saladillo. Etcétera/Erroristas contrastaron las palabras sobre la reactivación de la industria nacional con los índices de pobreza y desigualdad que difunde la Universidad Católica. “Desigualdad”, con el símbolo que significa “no es lo mismo”, fue la imagen que acompañó al helicóptero de cartón durante la manifestación (remitía a “Terrorismo de Estado-Guerra Sucia” o “30.000-8.571”). Por un momento se captó el lado sarcástico de la acción. Interrogado en la marcha, uno de los integrantes del grupo explicó: “Nos parecía bueno tomar cosas que tienen que ver con lo que está pasando en el país, la recuperación de la industria, nuevos puestos de trabajo, y como vimos la noticia de que se estaban volviendo a fabricar helicópteros pensamos mostrar algo de lo que se está produciendo”.

MI COMENTARIO: Este es mi problema con el modo en el que Giunta entiende al hecho estetico. Pareceria que si existe la intencion del sacarsmo en un hecho visual de cualquier tipo estamos hablando de ‘arte’. Esto es un problema y serio viniendo de una persona con el CV de Giunta.

GIUNTA: “Irónico. Nos contestó bien”, señaló el periodista Fantino esa noche. En el mismo programa comenzaron a circular las interpretaciones que derivaron en una lectura muy distinta. La pieza no estaba en un museo y todas las interpretaciones son legítimas, más en tal contexto. Solo que podemos mencionar otras acciones vinculadas a helicópteros en el arte: en 1965 Marta Minujín arrojó pollos vivos desde un helicóptero en el estadio Luis Tróccoli de Montevideo; en 1966 Oscar Massotta realizó una performance conocida como “El helicóptero”; en 1981 hacía su aparición la banda “Los helicópteros” con su “música Pep”; en 1995 se estrenó y grabó la pieza de Stockhausen “Cuarteto helicóptero, para cuerdas y cuatro helicópteros”. Estas propuestas no son extrañas al espíritu del dadaísmo y el surrealismo al que se vincula el grupo Etcétera, que comenzó en la imprenta del surrealista Juan Andralis. Para quien entiende estas acciones como parte de la cultura (Etcétera participó en la marcha en la columna de los trabajadores de la cultura), son asociaciones posibles y legítimas. Etcétera expuso en bienales internacionales (Taipei, Estambul, Atenas, Kassel, San Pablo, Yakarta) y recibió premios (el Prince Claus les fue otorgado en el Palacio Real en Holanda).

MI COMENTARIO: Nuevamente la lógica Google que convierte al ‘curador’ en la persona que pone un tag y lo vincula, como si de asociacion libre se tratara con toda obra que haya incluido helicopteros. Pero si es ese el caso, incluyamos Apocalipsis Now o Nacido el Cuatro de Julio.

GIUNTA: Son legítimos nuestros gustos e interpretaciones personales ante el activismo artístico, pero este existe y está altamente representado en el sistema del arte. Se realiza en las calles, los museos y las bienales. Ciertas formas de la cultura nos interpelan y nos incomodan, pero son necesarias. No sólo para el arte, también para la democracia.

MI COMENTARIO: Juro que no entiendo este final. Qué nos quiere decir? Que la protesta debe ser tolerada ya que es una manifestacion cultural? Deberia incluirsela en el listado de bienes del patrimonio cultural intangible? Qué sentido tiene esta nota?

MIRA LA PASTELA DURAN BARBIANA

 

« --- »