Es cada vez más dificil entender qué significa un libro y para qué sirve en una sociedad tecníficada pero más aún (y esto me toca de cerca) qué significa un libro para una persona cuya vida (y eventual audiencia) está en Internet. Pero si esto es un problema para el salto de un blog (es decir, de algo textual) a libro, qué decir del salto de ese mundo vacío llamado Instagram en donde el texto ha sido reemplazado por la imágen procesados con filtros que ni siquiera el fotógrafo parece tener que calibrar. Pero esto no es todo porque a esto tenemos que sumar esa inversion de lo bajo sobre lo alto de la moda actual (a la que me sumo) en donde menos parece ser mas y cualquiera con una remerita blanca y un par de jeans puede pasar como ‘elegante’.

Todo esto, desde ya, es un contexto fertil para que no solo trasnochadas ‘influencers’ sino ‘hijas y nietas de’ vean frente de sí oportunidades para, como dice Infobae, ‘destacarse en el mundo de la literatura’. Es así que tenemos el ‘Diario de Estilo’, publicado por Planeta, en el que Lucía Celasco destruye la naturaleza compartiendo 272 paginas con su estilo, consejos y ‘fotos inétidas’ (sic). Ver cualquier imágen de esta muchacha es desorientante porque conozco poca gente con menos cuerpo, onda y sentido de si misma como esta chica. Los zapatos con plataforma y las fotos afectadas en las que una mirada al piso o al costado parecieran querer transformar la inseguridad y la huida de si misma en virtud, dan la pauta de una crisis social y cultural que ha transformado a la creatividad en un bien demasiado preciado para la Argentina. Vi a esta chica en Ezeiza y puede garantizaros que es una caquita insignificante, ahora, con libro a todo color de casi 300 páginas. Mientras tanto la naturaleza y el buen gusto lloran. J A T

K-NYETE EN EL CUADRILATERO DE LA MODA

« --- »