LA VERDADERA CATÁSTROFE EDUCATIVA ES QUE LANATA DIGA QUE ‘LOS CHICOS SON CHICOS’ Y QUE PARA DEJAR DE SERLO TIENEN QUE HACER PASANTÍAS EN EMPRESAS, COMO CLARIN, CUYOS PERIODISTAS Y EDITORES NO SABEN USAR EL OBJETO INDIRECTO O DIFERENCIAR FIGURAS RETÓRICAS. 

« --- »