Uno no puede dejar de percibir el medievalismo de los medios más importante argentinos que transforman en noticia el hecho de que Evangelina Salazar salió a decir que fue difícil para Palito Ortega aceptar que su hijo Martin fuera gay y, como consecuencia de haber sido ‘outed’ por su madre, el puto en cuestión salió a dar declaraciones en Clarín contando su ‘lado de los hechos’.

Lo cierto es que Martin Ortega se acercó a este blogger con ganas y, no conforme con eso, mandó a su hermana Julieta a tantearme. Debo decir que si bien no es ni feo ni lindo, me sorprendió que a nuestra segunda charla ya me mandaba fotos de su mama vestida con tailleur rojo (algo bastante inadecuado para las calles de Buenos Aires)  con captions como: ‘No está linda?’. Desde ya que no pasó a mayores porque el verdadero amor de ese chico estaba en esa foto y no hay lugar para nada más. De hecho este capitulo de intercambios atraves de los medios de si ‘sos gay’ o ‘no sos gay’ en el caso de semejante señorona no es sino otro capitulo de ese amor Edípico que, nuevamente, coloca a Palito en el lugar equivocado. Cada vez estoy mas convencido de que los Ortega son los Jackson argentinos pero sin Michael Jackson. J A T

« --- »