ESTE TEXTO NO ES MÍO SINO DE BERNARDITA REPETTO

Lo que dijo Cacho Castaña era una frase que se decía en broma hace más de 30 años, tiempos en que todo esto se tomaba con liviandad. De lo que pecó es de antiguo, además de viejo necio por no estar sintonizado con todo lo que hoy conmociona este tema; Mismo la carta que cuestionó el “Me Too” en la que se destaca el nombre de Catherine Deneuve -defenestrada por varios personajes feministas- fue tildada de “anticuada”.

La seducción, el galanteo y las insinuaciones amorosas son ahora obsoletas en este tiempo de denuncias tardías e incomodidad entre el poder y la lascivia masculina.

Hay un barco navegando cargado de corrección política, histeria social, miedo, resentimiento y desconcierto que muy bien no sabemos hacia dónde nos lleva, pero hoy todo juego de seducción erótica está relegado a un ámbito privado y consensuado. Lo que se puede ver en el video de Pappo, es un viejo juego de erotismo verbal donde tanto la entrevistadora como el músico dialogan y juegan en libertad un rito más viejo que el almanaque que es el de insinuar y coquetear seduciéndose, hoy esto está en vías de extinción. Una lástima, porque el erotismo en todas sus formas es un arte.

Confundir esto con el acto criminal de la violación es el tremendo error en el que incurrimos.

Lo que pasó en la entrega de los Golden Globes, fue pura hipocresía y juegos políticos. No les preocupa lo de Harvey Weinstein, no les preocupó cuando se arrodillaron ante él ni les importó las muchas que quedaron en el camino, les vino al pelo para hacer un movimiento donde instalarse y hacerse ver. Hollywood siempre busca la primera plana, no importa cómo, lo que interesa es estar en boca de todos. Lo hicieron además en el tiempo que es un tema mundial lo del acoso. Lo primero que pudo verse en el hashtag de twitter de la entrega, fueron las fotos que varios publicaron de Oprah besándose con el cuestionado mega productor. Mismo la muy buena actriz pero contradictoria Meryl Streep tiene sus fotos cariñosas con este individuo. ¿Serían capaces, todas las que vestían de negro esa noche, de contarnos cómo llegaron a ser parte de la alfombra roja?

El épico discurso de la carismática e inteligente presentadora Winfrey, fue una postulación política en camino hacia la casa blanca. Hablar bien y conmover parece ser el anzuelo predilecto de las sociedades cada vez más ligadas a la emoción que a la razón. Si en verdad Oprah aspira a ser la primera mujer -además negra- en llegar a ser presidente de ese país, la espera una dura tarea para lograr derrocar la terrible e influyente fuerza del conservadurismo yankee.

Se percibe ya fuertemente un tiempo donde el derecho a expresar tus ideas libremente solo pueda aceptarse en un avatar con características cómicas, y el galanteo la seducción erótica quedará relegado a guetos, cofradías privadas y demás lugares donde no trasciendan y los actores en ficciones deberán cuidarse de manera exhaustiva de no sobreactuar sus escenas amorosas además de no mamarse y drogarse en las fiestas de la farándula para luego no recordar sus bochornosas actitudes.

Los cambios no se logran reprimiendo.

Hasta acá lo que se puede ver en el horizonte más que un nuevo tiempo donde ya nadie tenga que decir “Me too” es un continuismo de la siempre nefasta hipocresía de la corrección política.https://www.youtube.com/watch?v=sUTOjHvJDXo&t=2103s

« --- »