ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE GABITOON

Hola LANP! A ver…el texto debe leerse en el contexto de producción del mismo. Estamos hablando de Francia, donde la libertad (creo que sería mejor la palabra evolución) sexual es completamente diferente a la de Argentina y Latinoamerica. Creo que susi bien lo dijo alla arriba: en una sociedad donde la mujer tiene el poder y la libertad de decir NO sin consecuencias físicas y de otra índole, no tiene sentido considerar a la mujer una potencial víctima del acoso, allí estaríamos en igualdad de condiciones. Ahora bien, en una sociedad como la nuestra, el piropo, mensaje de texto en el ámbito laboral va ligado a una estructura de poder, donde la mujer siente, atrás del avance en cuestión una amenaza latente por su seguridad (laboral, en el caso del trabajo), física (en la calle, taxi, etc…) o hacia su dignidad. Como siempre, la lucha del feminismo no puede entenderse como una cuestión aislada de una cuestión de clases y nacionalidades, no es la misma situación la que tienen las francesas, que de alguna manera quieren sacudirse la categoría de potenciales víctimas del acoso porque no sienten que no tengan la libertad y/o capacidad para rechazarlo, (ojala lleguemos a este punto) que la de una mujer en Argentina acosada por su jefe, donde el rechazo puede resultar en perdida de ascensos y en algunos niveles hasta la pérdida del trabajo.

Como mujer, el motecito de víctima potencial me subleva, me hace sentir que me tienen que rodear de escudos legales y/o punitarios para que nadie me ofenda, lastime, acose, explote, viole y/o finalmente asesine. Pero creo que este sistema es de emergencia, si esta bien acompañado de una reeducación de la sociedad (notese que no dije hombres, porque es la sociedad) para que poco a poco las estructuras de poder se nivelen para que no existan presiones sobre la mujer para defenderse de los primeros 4 ataques que mencione: ofensa, ataque, acoso y explotación. Y llegado al tema de la violacion y asesinato ya no sea una cuestion de genero: viole o mate porque es mujer, ergo, objeto violable y cascoteable y matable, sino cuestiones adjudicables a la enfermedad del perpetrador y no a un sistema cultural enfermo que los produce.

« --- »